Las personas que padecen diabetes tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades periodontales. El tratamiento periodontal no sólo mejora el estado de salud buco-dental, sino que también ayuda con el control de la glucemia. De no aplicarlo, podría suponer un descontrol de la diabetes y ocasionar la pérdida de piezas dentales. Por eso, se recomienda que, aunque el paciente que padece diabetes tenga las encías bien, acuda a evaluaciones periódicas que ayuden a prevenir cualquier problema.

También suelen darse la afección llamada “boca seca” (xerostomía) o una infección por hongos llamada candidiasis bucal. Además, la diabetes también puede aumentar el nivel de glucosa en la saliva. La combinación de estos problemas podría provocar unas pequeñas úlceras blanquecinas que aparecen en la boca y que son dolorosas.

Para ayudar a prevenir estos problemas hay que mantener la glucosa bajo control y extremar los cuidados higiénicos, utilizando el hilo dental todos los días. Las visitas al dentista deberán ser regulares.

Es muy importante que personas que padecen diabetes van todo los seis meses al dentista para una revisión general y de las encías. En nuestra clínica dental nuestro equipo está especializado en los enfermedades periodontales.

Conocer más sobre la periodoncia

26/05/2016, Dra. Sara Tafur