Todos hemos tenido la necesidad de acudir al dentista, sin embargo en muchos casos carecemos de información que nos ayude a decantarnos por una u otra clínica dental.

Te enumeramos que aspectos pueden ayudarte para elegir una clínica dental y empezar un tratamiento con garantías.

1- El dentista debe estar colegiado en el colegio de dentistas. En la página web del colegio de dentistas de Málaga pueden consultarse los dentistas que están colegiados (www.coema.org).

2- El dentista de la clínica es el encargado de realizar en diagnóstico y establecer un plan de tratamiento.  Evita acudir a clínicas dentales en las que sea otra persona el que lo haga.

3- Las clínicas dentales que intentan captar a sus pacientes a través de establecer precios muy por debajo del precio de mercado, pueden realizar sobretratamientos para aumentar su rentabilidad y poder soportar los costos que conllevan el mantener una clínica dental en funcionamiento.

4- Algunas clínicas dentales priorizan su imagen, no haciéndolo así con los materiales que utilizan. Preocúpense por preguntarle al dentista que materiales y marcas emplean en tu caso.

5- Evita pagar por adelantado el tratamiento. El tratamiento debe ser abonado conforme se va realizando. Algunas clínicas obligan a pagar por adelantado, lo que puede derivar en una prolongación de los tiempos de tratamiento y una pérdida de calidad en el trato recibido.

6- Preocúpense por indagar cual es la preparación y formación del dentista. Generalmente puedes consultar su currículum en la página web de la clínica dental. Una buena formación garantizará que están recibiendo el tratamiento adecuado y conforme a los últimos avances.

7- Los precios no deben ser ni muy altos ni muy bajos. Cuando es cuestión de salud ahorrar puede salir caro. Los materiales de calidad y profesionales experimentados son una garantía de calidad y una tranquilidad para ti y los tuyos.

8- Las clínicas dentales que cuentan con dentistas dedicados de forma exclusiva a una especialidad pueden ofrecer una mayor calidad en los tratamientos sin necesidad de tener que cambiar de clínica constantemente para completar un tratamiento. No obstante es recomendable que el dentista encargado del tratamiento sea el mismo. Cambiar continuamente de dentista puede ocasionar confusiones en el seguimiento del tratamiento.

9- La tecnología ayuda a perfeccionar los resultados obtenidos. Una clínica bien equipada tecnológicamente es una señal de un buen querer hacer y un esfuerzo continuo por el progreso.

10- La radiografía digital puede reducir la radiación hasta 3 veces en comparación con la convencional. Otro motivo más que puede ayudarte a elegir clínica dental.

11- Todas las preguntas y dudas deben ser resueltas antes, durante y después del tratamiento. La información sobre el pronóstico, posibles complicaciones y detalles del tratamiento es un derecho del paciente.

12- Los anuncios que inducen a pensar que los tratamientos pueden concluirse en 24 horas no son realistas. El organismo necesita un tiempo de cicatrización  que no se puede variar. Un tratamiento de calidad puede requerir varios meses.

06/08/2015, Dr. Daniel Tafur