Son muchos los pacientes que vienen a consulta con la inquietud de tener un diente mas oscuro que el resto. Es importante saber que el color dental es una variable inestable entre distintos individuos, e incluso en un mismo diente a lo largo del tiempo.

Existen múltiples causas por las que un diente puede sufrir un oscurecimiento, puede ocurrir de manera paulatina a lo largo de los años o en pocas semanas.

 Las principales causas son:

*Traumatismos: son muy comunes en niños, pueden estar relacionados con el desarrollo motor (de 1-3 años cuando aprenden a caminar), accidentes por juegos y deportes (de 6-12 años), por malos tratos o por accidentes de tráfico. Cuando sucede esto, lo mas habitual es que ocurra en dientes anteriores ya que suelen ser los que están mas expuestos.

En este caso es muy importante acudir urgente al dentista para que haga una exploración exhaustiva y evitar procesos mas graves.

Normalmente, el tratamiento es realizar una endodoncia, ya que el nervio del diente tras el accidente suele estar afectado, y posteriormente un blanqueamiento dental interno.

*Materiales del empaste: Empastes antiguos, sobre todo hechos con amalgama de plata suelen corroerse y manchar el diente, la tinción es de color grisáceo. En el caso del composite, aunque es menos habitual, el material puede deteriorarse al cabo de los años y dar un aspecto oscuro al diente, la solución es renovar el empaste.

*Endodoncia previa: Es algo que ocurre frecuentemente, debido a restos de sangre, tejido necrótico o materiales empleados en la propia endodoncia. Debe hacerse un examen radiográfico para comprobar que la endodoncia está en buen estado, y realizar un blanqueamiento interno.

Hay ocasiones que los cuadros de coloración son muy agresivos y con un blanqueamiento interno no es suficiente, sería necesario recurrir a la colocación de coronas o carillas que combinado con el blanqueamiento producen un resultado altamente satisfactorio.

24/09/2015, Dr. Daniel Tafur