Hoy estamos nuevamente por aquí, nuestro querido lector, para hablarte sobre la ortodoncia y por qué resulta tan necesaria en determinados casos. Como bien sabrás, lo normal es que, una vez tenemos ya la dentición definitiva, estos dientes salgan alineados. Pero existen pacientes a los que las piezas dentales les han salido en un ángulo diferente al normal o no disponen del espacio suficiente para que salgan de forma correcta.

Toda esta clase de trastornos en la boca genera una maloclusión. Ojo porque este tipo de trastorno afecta de forma directa a la hora de comer y masticar. Es por ello que resulta fundamental tener las piezas dentales lo mejor alineadas posible y no tengamos dificultad para ingerir alimentos.

Aparatos de ortodoncia

Pero la maloclusión afecta también de forma directa a nuestra higiene dental, ya que nos puede dificultar, en ciertos casos, un correcto cepillado dental. Es por ello que te aconsejamos desde nuestra Clínica Dental que acudas cuanto antes a tu dentista de confianza. Él, mejor que nadie podrá establecer el tratamiento ortodóntico que tú necesitas de forma individual.

Cómo diagnosticar si es necesario realizar una ortodoncia

Como hemos comentado, el primer paso sería diagnosticar y evaluar el estado de salud de las piezas dentales del paciente a tratar. Para ello necesitará realizar alguna que otra radiografía bucal. Y es que gracias a ellas el odontólogo puede hacerse una muy buena idea del estado de los dientes a tratar.

Otra forma totalmente válida de establecer un primer diagnóstico es realizar lo que se conoce como impresión dental. No es otra cosa que hacer un molde la boca del paciente.

DIagnosticar ortodoncia

Establecer el mejor tratamiento posible

Una vez que el dentista ya ha realizado un primer diagnóstico de la salud dental del paciente, será el momento de decidir qué tipo de tratamiento es el más indicado en cada caso de forma individual. Éste podrá ser de un simple retenedor totalmente extraíble, de una intervención quirúrgica en casos especiales o, en la amplia mayoría de los casos, de la colocación de un aparato de ortodoncia.

Esta clase de aparatología está ideada para reforzar de la mejor forma posible las piezas dentales, en especial por 2 motivos:

Porque son capaces de ejercer una presión de forma totalmente constante.

Porque se encuentran en su lugar durante largos espacios de tiempo.

Por todo ello, gracias a esta aparatología, se pueden corregir perfectamente la posición de ciertas piezas dentales defectuosas.

Tipos de ortodoncia

Tipos de aparatos en ortodoncia

Podemos llegar a diferenciar, a día de hoy, hasta 4 clases diferentes de aparatos para la realización de una buena ortodoncia. Vamos a verlo a continuación:

  • Brackets metálicos
  • Brackets de porcelana
  • Brackets de zafiro
  • Brackets linguales

Hoy en día, es tal el avance que disponemos de una aparatología removible completamente transparente, se trata de unas fundas que el paciente puede poner y quitar que se van cambiando cada cierto tiempo por lo que son más cómodas y por supuesto más estéticas.